Consejos de seguridad para adultos mayores minimizar los efectos negativos del calor de verano

Consejos del doctor / Sanitas Medical Center

Fecha: Julio 28, 2021
Consejos de seguridad para adultos mayores minimizar los efectos negativos del calor de verano

Con el calor y el sol extremos durante el verano, es recomendable tomar precauciones de seguridad para evitar problemas de salud. El clima de verano invita a todas las personas, incluidos los adultos mayores, a pasar tiempo al aire libre. Sin embargo, las actividades al aire libre deben realizarse fuera de las horas más calurosas del día, principalmente entre las 11 A.M. y las 4 P.M. (según la época del año y la ubicación), cuando las altas temperaturas pueden causar la mayoría de los problemas de salud.

Algunos efectos negativos del calor y el sol en los adultos mayores son:

  • Deshidración
  • Manchas oscuras y rojas en la pie
  • Sudoración excesiva
  • Agotamiento físico

Aunque las temperaturas suben en el verano, el ejercicio, respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza son partes importantes para mantenerse saludable y vivir su mejor vida. A continuación, compartimos algunos consejos sobre cómo seguir disfrutando de las actividades al aire libre evitando los efectos negativos del calor de verano.

  1. Elige actividades que minimicen tu exposición al calor. Algunas opciones incluyen hacer aeróbicos acuáticos, salir a caminar en las primeras horas de la mañana o salir a correr por la tarde cuando se pone el sol.
  2. Si eres madrugador, aprovecha la oportunidad de desayunar y tomar un café en el patio o jardín al aire libre, sin el sol en todo su apogeo. Esto te permite seguir obteniendo algo de vitamina D natural del sol de verano sin poner en riesgo tu salud.
  3. Si vas a salir a caminar o irte de picnic, es importante encontrar lugares agradables con sombra y llevar suficiente agua para mantenerte hidratado. Si en algún momento comienzas a experimentar signos de agotamiento por calor, asegúrate de entrar a un lugar fresco para que puedas recuperarte.
  4. Elige ropa adecuada con tejidos ligeros y transpirables para evitar quemaduras solares y sobrecalentamiento. Además, usa sombreros o viseras para cubrir la cabeza del sol directo. Además, protege tu piel con lociones de protección solar de alto espectro cada vez que salgas de casa.
  5. Manténte hidratado bebiendo mucha agua y evitando las bebidas azucaradas, el alcohol y los alimentos con alto contenido de sodio. Es mejor tener siempre agua a mano para beber constantemente durante todo el día.

Por mucho que quisiéramos que no fuera así, envejecer generalmente significa un aumento en más problemas de salud. Tener un equipo médico en el que confíes y hacerte chequeos regulares, te ayudará a vivir tu mejor vida. Esto te permitirá mantenerte en buen estado de salud para seguir disfrutando de las actividades al aire libre durante el verano y el resto del año. ¡Reserva hoy una cita con un médico de Sanitas Medicare!