Cinco snacks que no engordan

Nutrición y Fitness / Revista Bienestar Sanitas Ed.131.
Fecha: Enero 4, 2017

Picar entre comidas ayuda a no desfallecer mientras llega el almuerzo o la cena. Una fruta o trozos de apio o zanahoria son ideales, pero pueden resultar aburridos y poco apetitosos. Hay bocados prácticos, económicos y, al contrario de lo que algunos creen, saludables. Algunas sugerencias.

Yogur

Es una buena opción para agregar calcio, proteínas y microorganismos que renuevan la flora intestinal. Un punto a favor es que quienes no toleran la leche pueden tomar yogur sin problema, gracias a que los microrganismos con que se prepara ayudan a digerir mejor el azúcar de la leche (lactosa). También hay deslactosados y light, que no aportan más de 110 calorías por porción. El yogur entero tiene en promedio 200 calorías.
 

Uvas pasas

Son las que menos grasa, pero más azúcar tienen dentro del grupo de los frutos secos, porque son uvas a las que se les ha quitado el agua. Buena fuente de fibra, carbohidratos, antioxidantes y potasio, son una excelente alternativa para endulzar la mañana o la tarde. Sin embargo, quienes tengan alteraciones de la glucosa o quieran bajar de peso, deben comerlas con moderación, pues un puñado de uvas pasas tiene 67 calorías.

Queso campesino

Es bajo en grasa y rico en calcio y fósforo, por lo que resulta un bocado muy saludable. Además de fortalecer dientes y huesos, el calcio es esencial para que haya una adecuada coagulación y para que el corazón pueda contraerse y dilatarse en cada latido. También es una fuente considerable de proteínas, imprescindibles para regenerar los tejidos. Una porción de 100 gramos tiene alrededor de 150 calorías.

Frutos secos

Debido al alto contenido en grasas insaturadas, son productos que tienen muchas calorías; en consecuencia, deben ingerirse en pequeñas cantidades. Su principal ventaja es que generan sensación de saciedad con poca cantidad.
Las almendras tienen ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a disminuir el colesterol LDL o perjudicial. Un puñado (25 gramos o un paquete pequeño) de almendras aporta 156 calorías.
Las nueces, por su parte, tienen ácidos grasos poliinsaturados, que son buenos para el corazón. El mismo puñado tiene 166 calorías aproximadamente.
El maní se caracteriza por ser buena fuente de proteínas y de grasas monoinsaturadas. Un puñado de maní aporta 148 calorías a la dieta.

Palomitas de maíz

Hasta hace poco se veían como comida chatarra, ahora se consideran un alimento saludable. Las cáscaras de las palomitas aportan casi el doble de fibra que cualquier otro grano. Son bajas en calorías: una taza aporta 200 calorías. Esta cifra llega a duplicarse cuando se les agrega azúcar, mucha sal, caramelo u otros aditivos.