Cómo obtener ayuda financiera para el seguro médico

Consejos del doctor / Sanitas Medical Center

Fecha: Noviembre 12, 2021
Cómo obtener ayuda financiera para el seguro médico

La mayoría de las personas obtienen su seguro médico a través de su empleador, comprándolo por su cuenta, a través de un Mercado federal o estatal, o con la ayuda de un agente de seguros. Si lo compras por tu cuenta, puede resultar confuso y costoso. Pero estas son las buenas noticias: hay programas gubernamentales disponibles para ayudar a las personas y familias que califiquen a pagarlos.

Para ser elegible para estos programas de asistencia financiera del gobierno, generalmente se debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • No ser empleado de una empresa que patrocina sus propios planes de seguro médico.
  • No ganar suficientes ingresos para cubrir los costos de un seguro médico en su totalidad
  • No ser elegible para Medicare (seguro médico federal para jubilados y personas discapacitadas)

Eso deja a muchas personas a las que les vendría bien un poco de ayuda. La mayoría se encuentran en los rangos de ingresos bajos o medios. Para ayudar a que el seguro médico sea más económico, aquí hay tres programas gubernamentales que debes conocer:

  • Subsidios de primas a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, también llamada Obamacare)
  • Medicaid y CHIP: los programas gubernamentales para ayudar a los adultos de bajos ingresos (Medicaid) y los niños (Programa de seguro médico para niños, o CHIP) a obtener acceso a una atención médica de calidad. Nota: Medicaid es independiente de Medicare.
  • Subsidios de costo compartido: costos reducidos cuando consultas a un médico o recibes tratamiento médico

Subsidios Premium

Una prima es el costo mensual que debe cubrir un plan de seguro médico. Un subsidio es una cantidad en dólares que el gobierno paga, generalmente directamente a tu compañía de seguros, para reducir tu prima. Por ejemplo, si la prima de tu plan es de $500 al mes y calificas para un subsidio de prima de $350, solo tendrás que pagar los $ 150 restantes cada mes en lugar de los $500 completos. La porción subsidiada iría a tu compañía de seguros en tu nombre.

La mayoría de las personas elegibles para un subsidio de prima lo reciben de esta manera. En algunos casos, una persona podría pagar la prima completa ($500 en el ejemplo anterior) todos los meses y luego recibir el subsidio completo en forma de crédito fiscal el año siguiente.

Si calificas para un subsidio y la cantidad que recibirás, se determina mediante una fórmula compleja basada en tus ingresos y el tamaño de tu familia. Una persona que vive sola calificaría para un subsidio de prima si ganó alrededor de $51,520 o menos el año pasado. Una familia de 8 miembros calificaría si sus ingresos fueran de aproximadamente $178,640 o menos. Cuanto más ganes, menor será tu subsidio.

Medicaid y CHIP

Medicaid y CHIP son programas de seguro médico administrados por los estados, con apoyo financiero del gobierno federal, para ayudar a las personas de bajos ingresos a obtener servicios de salud. A diferencia de otros programas, Medicaid no cobra prima por el seguro y está diseñado para adultos. Si tienes hijos, es posible que califiquen para una mejor cobertura de CHIP.

Debido a que cada estado tiene sus propias reglas de elegibilidad, es posible que desees consultar con tu estado para ver si tus ingresos son lo suficientemente bajos como para calificar para Medicaid, CHIP o ambos. Si calificas, recibes atención médica acudiendo a médicos que aceptan esos programas y mostrando tu tarjeta de identificación.

Reducción de costos compartidos

La tercera forma de ahorrar es a través de reducciones de costos compartidos, un programa que reduce los deducibles, copagos y coaseguro que generalmente se cobran cuando recibes servicios médicos con tu plan de seguro.

  • El deducible es la cantidad que debes gastar en salud cada año antes de que tu plan comience a pagar tu parte del costo. Por ejemplo, si tu deducible es de $500, significa que solo recibirás beneficios de seguro después de haber gastado esa cantidad en servicios médicos cada año. Los beneficios de tu seguro comenzarán solo después de que hayas alcanzado tu deducible.
  • El copago es una parte de la tarifa que cobra el médico o proveedor cada vez que recibes atención. El monto del copago puede variar según el servicio y el plan.
  • El coaseguro es un porcentaje de la tarifa, a menudo el 20 por ciento del total, que cobra el médico o proveedor cuando recibe atención.

En conjunto, estos se denominan costos compartidos porque muestran cómo los pacientes y las compañías de seguros comparten el costo de la atención. Los detalles de los costos compartidos varían de un plan a otro, pero la idea es la misma. Costo compartido reducido significa que el deducible, el copago y el coaseguro serían más bajos de lo que normalmente cobra el plan.

¿Cómo saber si calificas para un costo compartido reducido? No es necesario aplicar. Se determina automáticamente en función de tus ingresos y el tamaño de tu familia. Algunas personas califican tanto para un subsidio de prima como para un costo compartido reducido.

La mejor manera de asegurarse de que estás recibiendo toda la asistencia financiera del gobierno a la que tiene derecho es comunicarte con un agente de seguros. ¿No tienes uno? Comunícate con Blue Cross Blue Shield en tu estado, visita el Sanitas Medical Center más cercano para obtener una remisión o llama a Sanitas Medical Center al 1-844-665-4827.