¿La faringitis estreptocócica es contagiosa? Lo que debes saber

Consejos del doctor / Sanitas Medical Center

Fecha: Enero 4, 2022
¿La faringitis estreptocócica es contagiosa? Lo que debes saber

Infecciones hay en todas partes

Los seres humanos estamos expuestos a microorganismos como virus, bacterias y hongos que entran en nuestro cuerpo y buscan reproducirse usándolo. Todos tienen características y propiedades diferentes que los hacen manifestarse de diversas formas, y algunos logran invadir personas susceptibles.

Aunque los virus son los causantes de la gran mayoría de las infecciones, cualquier agente microscópico puede causarnos una infección severa. Por fortuna nuestro cuerpo es capaz de manejar la gran mayoría de estas infecciones con bastante facilidad.

Nuestros sistemas de defensa

Cada vez que entramos en contacto con algo ajeno a nosotros, nuestro cuerpo verifica sus propiedades para determinar si es inofensivo o potencialmente peligroso. Una de las sustancias más contaminadas y con la que más contacto tenemos es el aire.

Un aire sucio como el que respiramos en las grandes ciudades del planeta carga consigo una gran cantidad de bacterias, virus y hongos. Entre las bacterias, existen varios tipos que pueden infectar nuestros sistemas respiratorio y gastrointestinal. Estas se han clasificado de acuerdo a unas características propias de ellas mismas.

¿Qué es la faringitis estreptocócica?

La faringitis estreptocócica es una infección de las vías respiratorias causada por bacterias clasificadas como estreptococos del grupo A. Estas bacterias normalmente viven en nuestra nariz y garganta, de tal manera con cada respiración entran y salen de nuestro cuerpo. Esto no significa que nos van a causar una enfermedad.

Para que desarrollemos una infección de cualquier tipo, tiene que ocurrir algún cambio en nuestro cuerpo que favorezca que las bacterias invadan nuestros tejidos. Esos cambios pueden presentarse por cambios en el estado de ánimo, estrés, y algunas veces, por medicamentos. Los estreptococos del grupo A que causan infección suelen desplazarse hasta nuestra faringe y nuestras amígdalas, alojándose allí y generando signos y síntomas entre los cuales están:

  • Dolor, enrojecimiento e hinchazón en la garganta y en las amígdalas, asociado a dolor para tragar y a veces a unas áreas blancas en forma de línea o de placas conformadas por pus.
  • Pequeños puntos rojos en el techo de la boca (es decir, en el paladar)
  • Inflamación y dolor en los ganglios linfáticos del cuello
  • Fiebre

Como la mayoría de nuestras infecciones son causadas por virus, es fácil confundir una infección viral con una infección bacteriana. Ambos microorganismos pueden producir enfermedades similares, y generar los mismos síntomas en algunas personas. Otras pueden simplemente no presentar ningún síntoma, y sus cuerpos pueden eliminar la infección ni la necesidad de una intervención médica.

Entonces, ¿cómo puedo saber si mi faringitis es producida por un virus o si es estreptocócica?

A veces es difícil inclusive para los doctores diferenciar una infección viral de una producida por bacterias. Para dar con un diagnóstico acertado, los médicos se basan en pistas y estudios clínicos para escoger el mejor tratamiento para cada paciente de manera individual. Las claves diagnósticas que hacen sospechar una infección viral incluyen:

  • Tos o estornudos
  • Taponamiento de la nariz con moqueo
  • Cambios en la voz que hacen que suene susurrante, áspera o muy forzada
  • Conjuntivitis (también llamado en inglés “pink eye”)

Los doctores pueden ordenarte una prueba rápida de estreptococos, que se realiza en una muestra de la garganta obtenida con un hisopo de algodón. Con ella pueden decidir cómo van a trata tu enfermedad. A comparación de los cultivos de garganta (que pueden tomar días para generar resultados), los resultados de una prueba rápida de estreptococos se obtienen en cuestión de horas.

¿Y la faringitis estreptocócica debe ser tratada?

Si te diagnostican con una faringitis estreptocócica, tendrás que ser tratado con antibióticos. Los antibióticos son medicamentos creados para atacar bacterias. Las infecciones virales no requieren de manejo con antibióticos. Sin embargo, es importante que recuerdes que los únicos profesionales capacitados para prescribir antibióticos son los doctores.

Los riesgos de no tratar una faringitis estreptocócica con antibióticos son el desarrollo de complicaciones. Las complicaciones serias no son comunes, pero si desarrollas la infección, es posible que puedan ocurrirte.

Las complicaciones son variadas y pueden ser leves. Por ejemplo, puedes desarrollar una infección en los oídos o en los senos nasales, o sacos de pus alrededor de las amígdalas (llamados abscesos). Sin embargo, también hay complicaciones severas como la escarlatina y la fiebre reumática (una complicada enfermedad del corazón).

SI llegas a requerir antibióticos para tu faringitis, en cuestión de 48 horas de iniciado el tratamiento debes sentir alguna mejoría. Si en lugar de ello te sientes peor que al inicio, deberás consultar nuevamente con tu médico para que evalúe qué puede estar sucediendo.

Entonces, ¿la faringitis estreptocócica es contagiosa?

Aunque todas las infecciones son contagiosas, no todas se transmiten de la misma manera. Inclusive, hoy en día muchas de las infecciones crónicas no son transmisibles, siempre y cuando estén bajo tratamiento médico adecuado.

Las infecciones respiratorias pueden transmitirse fácilmente a través de la saliva y las secreciones mucosas que se producen en nuestra nariz y boca, mediante:

  • Tos o estornudos
  • Compartir la comida y/o los utensilios para comer
  • Manos contaminadas con microorganismos

Si quieres prevenir las infecciones respiratorias (incluyendo la faringitis estreptocócica y la COVID-19), debes seguir los siguientes pasos:

  • Cubre tu boca y tu nariz con un pañuelo cuando toses o estornudas
  • SI no tienes un pañuelo disponible, cúbrete con la parte superior de tu manga o con la parte interna de tu codo (no con tus manos)
  • Lava tus manos con frecuencia con agua y con jabón durante al menos 20 segundos
  • Usa cubrebocas cuando estés cerca de alguien que presente una infección respiratoria, y también cuando la tienes
  • Evita compartir la comida y los utensilios para comer

Si crees que tienes una faringitis estreptocócica, busca atención médica antes de comenzar cualquier medicamento.

Recuerda que siempre puedes contar con Sanitas si necesitas una consulta médica de urgencias. ¡Estamos aquí para cuidar de ti y de tu familia! Llama al 1-844-665-4827 para agendar una cita, o solicita atención medica virtual a través de nuestro sitio web https://www.mysanitas.com/

¡Visítanos y experimenta una nueva forma de atención en salud!