5 consejos para ayudarte a manejar y vivir con dolor crónico

Consejos del doctor / Sanitas Medical Center

Fecha: Octubre 26, 2020
5 consejos para ayudarte a manejar y vivir con dolor crónico

De vez en cuando, todos sentimos algún tipo de dolor en el cuerpo. El dolor no siempre es malo, a veces es normal. Pero cuando usas tu cuerpo continuamente para trabajar, cuando sufres una lesión, cuando haces un movimiento repetitivo, e incluso cuando realizas ejercicio extremo, el dolor podría ser la forma en que tu cuerpo te indica que algo anda mal.

 

Cuando hablamos de dolor crónico, es diferente al dolor agudo, y hay que prestarle especial atención. El dolor crónico puede ser causado por una lesión o una enfermedad; puede limitar tu movilidad, y reducir la fuerza y ​​la flexibilidad de tu cuerpo.

 

Algunos tipos de dolor crónico son: dolor neuropático y dolor nociceptivo.

 

El dolor neuropático, también llamado dolor nervioso, es el resultado de un daño a los nervios o una enfermedad que afecta el sistema nervioso. Algunas causas comunes de este tipo de dolor incluyen diabetes, problemas de tiroides, entre otros; y algunos síntomas pueden incluir ardor y hormigueo.

 

El dolor nociceptivo se refiere a un dolor causado por una lesión en los tejidos corporales. Puede ser causado por un esguince de tobillo, al experimentar temperaturas extremas como tocar una estufa caliente, fracturas, y otras lesiones similares. Los síntomas pueden incluir entumecimiento y sensibilidad extrema al tacto.

 

Te compartimos 5 consejos para ayudarte a vivir y lidiar con el dolor crónico:

 

1. Practica la respiración profunda y la meditación: Esto mejorará tu salud al reducir el estrés y la ansiedad en tu cuerpo, fortalecerá tu sistema inmunológico, reducirá los niveles de colesterol, y reducirá la presión arterial.

2. Haz ejercicio y reduce el estrés: Como se mencionó anteriormente, es extremadamente importante controlar el estrés en tu cuerpo y mente. La mejor forma de hacerlo es practicando una rutina de ejercicio con regularidad. Esto ayuda a reducir la presión arterial y a fortalecer el corazón y los músculos.

3. No fumes ni consumas alcohol en exceso: Cuando fumas y consumes alcohol en exceso, esto puede llevar a serios problemas de salud, además de conducir al desarrollo de enfermedades crónicas.

4. Únete a un grupo de apoyo: Participar en un grupo de apoyo podría ser una herramienta útil en tu recuperación. Es una oportunidad para estar con personas que probablemente se entiendan entre sí y tengan un propósito en común.

5. Come saludablemente: Las elecciones de alimentos más saludables resultan en una mejor calidad de vida. Es importante incluir alimentos saludables en tu dieta, como las frutas, verduras, cereales integrales, carnes magras, aves, pescado y frutos secos. Una dieta saludable puede ayudarte a combatir infecciones, inflamación, y mejorar tus niveles de energía.

 

Si experimentas dolor durante semanas, meses o incluso años, es posible que estés sufriendo de dolor crónico. Si el dolor se intensifica o dura mucho tiempo, se recomienda que visites a un médico.